Menu
·Inicio
·Documentos Interesantes
·Retórica de la Escuela Austriaca
·Filosofía de Hayek
·Filosofía de Mises
·Noticias


Historia de la Filosofofia Antigua

Pagina: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20  Version Imprimible  Indice de Documentos


15. S?crates

Ambiente Socio ? Pol?tico de Atenas: A ra?z de la batalla de Marat?n, ganada por los atenienses, Atenas progres? r?pidamente. En el a?o 462 el partido democr?tico, dirigido por Pericles, llega al poder. A partir de este momento, el pueblo tuvo mucha influencia en los asuntos del gobierno, gracias a la importancia dada al jurado popular.

Pericles, para engrandecer a Atenas, tuvo que desalojar muchas otras ciudades y trajo a Atenas muchos fil?sofos, que con su pensamiento le dieron gran esplendor a la ciudad, convirti?ndose en foco cultural y comercial. No obstante, hab?a en Atenas ciertos problemas. Su anhelo de sobresalir sobre todas las dem?s ciudades origin? serios conflictos, sobre todo con Esparta. Adem?s, las luchas entre la oligarqu?a y la democracia eran continuas.

En el a?o 431 tuvo lugar la guerra del Peloponeso y en el 413 lo oligarcas se toman el poder y establecen la dictadura de los cuatrocientos, que poco dur? porque el pueblo la derrib?. A partir del 406 la democracia, que nuevamente se hallaba en el poder, comenz? a cometer errores may?sculos, entre ellas el asesinato de diez de sus propios generales, que aunque hab?an ganado la batalla, no defendieron suficientemente la vida de sus soldados.

M?s tarde, en el a?o 404, Atenas queda definitivamente sometida a Esparta y los oligarcas se toman el poder con la dictadura de los "Treinta Tiranos", los cuales duraron ocho meses, al cabo de los cuales sube al poder otra vez la democracia, dirigida por Tras?bulo, quien comete grandes errores y crea un ambiente dif?cil. Es en este ambiente, concretamente en el a?o 400, cuando se condena a muerte a S?crates.

Ambiente Cultural: Con la democracia surgi? una gran conciencia del pueblo. En adelante los edificios p?blicos eran los m?s bellos y art?sticos... el arte se puso al servicio de la ciudad para elevar su nivel cultural. Tambi?n la literatura progres? sobremanera y surgieron los grandes maestros como S?focles, Esquilo, Eur?pides y Arist?fanes. Era una literatura p?blica... todas las obras se presentaban en los grandes teatros.

Al lado de la literatura estaban los debates p?blicos sobre los m?s diversos temas. En ellos interven?an los fil?sofos, los cuales al exponer las m?s extra?as y controvertidas teor?as, eran tildados de atentar contra la autoridad civil y contra las tradiciones del pueblo. Con esto, los fil?sofos se vieron en dif?cil situaci?n.

Fuentes: S?crates no escribi? nada. Al preguntarle un d?a por qu? no escrib?a, respondi?: "la escritura se parece a la pintura, sus personajes parecen vivos, pero si se les interroga nada responden... as? son los escritos". Por esto tenemos que recurrir a las fuentes que nos hablen de ?l. Y estas las podemos dividir as?:


Adversas: Representadas en Arist?fanes que, en su comedia "Las Nubes", ridiculiza a S?crates diciendo que es un ateo y un sofista.


Favorables: Sobresalen tres autores

+ Jenofonte: Tres de sus obras est?n dedicadas a S?crates: "Recuerdos de S?crates", "La Apolog?a", "El Simposio". En estas obras Jenofonte se vale de sus propios recuerdos y de los que ha escuchado para presentar a un S?crates que no se interesa por las especulaciones cosmol?gicas, sino como un personaje que vive pobremente, con sobriedad, virtuoso y creyente, aunque tambi?n a veces, lo presenta un poco vulgar, tosco y utilitarista.

+ Plat?n: En todos sus di?logos interviene S?crates; pero los que m?s se refiere a ?ste, en los di?logos de la Juventud, por cuanto en ellos trata de mostrar temas que oy? directamente de S?crates. Sin embargo, la presentaci?n que hace de ?ste es muy ideologizada.

+ Arist?teles: Presenta un S?crates al que no conoci? personalmente, sino a trav?s de sus disc?pulos distingue dos aspectos: Hist?rico: Un S?crates que se preocup? por los problemas morales y por formar un hombre en el que se unifique la ciencia y la virtud, para asegurarle un buen ciudadano a Atenas. Idealizado: Es el S?crates presentado por sus disc?pulos y a quien se le atribuyen muchas doctrinas que en realidad no fueron suyas (entre ellas, la doctrina de las ideas).

Vida: Naci? en Atenas hacia el a?o 469 a.C. Hijo de Sofronisco, artesano escultor y de Fen?retes, quien despu?s de la muerte de su marido se dedic? al oficio de partera. Parece que en su juventud fue escultor, pero no hay ninguna fuente que acredite esto. Hered? de su padre una gran renta, con la cual pudo vivir dedicado a la filosof?a sin mayores preocupaciones econ?micas, pero la perdi? en la guerra del Peloponeso, en la cual particip? dando cumplimiento a sus deberes civiles. En el a?o 420 contrajo matrimonio con Jantipa.

Probablemente fue disc?pulo de Arquelao hacia el a?o 440, pero no se dej? influir por sus ideas, sino que se dedic? a estudiar el problema del hombre, concretamente, la situaci?n del ciudadano ateniense. Deja las especulaciones sobre el cosmos y centra su atenci?n en el hombre... esto le vali? la siguiente apreciaci?n de Cicer?n: "S?crates hizo descender la filosof?a del cielo a la tierra".

Consagra su vida a la formaci?n moral de la juventud ateniense, seguro de que all? resid?a el futuro del hombre mismo y de la ciudad. Les orienta hacia el conocimiento del propio sujeto y de su conducta. Repite a unos y a otros la famosa frase gravada en el frontispicio del templo de Delfos: "Con?cete a ti mismo" y asegura que ese es el camino para alcanzar la virtud y la felicidad.

Tuvo una actuaci?n digna y valiente como ciudadano y soldado, pero, sobre todo, fue el hombre del ?gora, el hombre de la calle y de la plaza, que habla e inquieta a toda Atenas. Su educaci?n fue un poco libresca. Parece que aprendi? astronom?a, matem?tica y m?sica. Su aparente serenidad y su sonrisa inalterable encubren un fondo profundamente tr?gico, pues lleva en su alma todo el dolor y tragedia de Atenas. Viv?a y vest?a muy pobremente, nunca utiliz? calzado. Su fealdad corporal se expresaba con sus dotes morales e intelectuales.

Frente a los vicios, el lujo y el afeminamiento, frutos de la prosperidad comercial de Atenas, opon?a el ejemplo de una vida austera. Viendo la abundancia de objetos que se ve?an en los comercios exclam?: "Cu?nto es lo que no necesito". Su filosof?a es existencial... se centra en la verdad y el valor... alguien dice: "en S?crates vivir y filosofar se confunden, pues afirmar de ?l que vive buscando la verdad, es lo mismo que decir que busca la verdad viviendo".

Vivi? siempre en Atenas alejado de puestos y de cargos oficiales. Inicialmente fue un convencido de la democracia, pero cuando ?sta comenz? a cometer errores, simpatiz? con la oligarqu?a, asumi? una actitud permanente de denuncia y se neg? a secundar los intereses pol?ticos del momento. Esto le trajo muchas enemistades e incluso la acusaci?n de deshonrar a los dioses y corromper a los j?venes. Es acusado de impiedad ante el tribunal de los Quinientos y termina condenado a muerte al ser obligado a beber la cicuta.

Pudo haberse librado de la muerte con la ayuda de sus amigos que le facilitaban la fuga, o aceptando una multa o el destierro voluntario, pero prefiri? permanecer en Atenas y presentarse ante sus jueces. Tambi?n pudo haberse se?alado la pena, pero esto equival?a a reconocerse culpable. Ante el tribunal adopt? una actitud altanera, desde?osa y despectiva que hizo irritar los ?nimos en contra suya. Se acerca a la muerte con el autodominio que le hab?a caracterizado toda la vida. Despu?s de conversar ampliamente con sus familiares y amigos sobre la inmortalidad del alma, bebe serenamente la cicuta mortal.

S?crates y los Sofistas: Se declar? adversario de los sofistas por considerarlos como los principales culpables de la decadencia de Atenas. Sin embargo no deja de tener con ellos algunas semejanzas exteriores que ocasionaron la confusi?n que le cost? la vida.


S?crates coincide con los sofistas en su preocupaci?n por la educaci?n de la juventud, pero a diferencia de ellos, no la reduce a una formaci?n brillante y superficial con miras a f?ciles triunfos oratorios y pol?ticos, sino que la orienta sobre todo a la pr?ctica consciente del bien, de la justicia y de la virtud, con el fin de formar ciudadanos y buenos gobernantes.


Tanto los sofistas como S?crates centran su inter?s sobre los problemas pr?cticos de la conducta moral del hombre, como particular y como miembro de una comunidad social.


En ambos, los problemas pol?ticos tiene primac?a sobre los puramente cient?ficos. Pero hay una gran diferencia: en los sofistas se trataba de proporcionar medios para el triunfo en los negocios del estado sin reparar demasiado en su legitimidad. S?crates, por el contrario, orienta su actividad y la de sus amigos hacia la superaci?n individual, por medio de la vida virtuosa, a fin de hacerlos aptos para mejorar la vida de la ciudad.

M?todo Socr?tico: A S?crates le correspondi? actuar en un ambiente sofista; de ah? que su m?todo haya sido el del di?logo, la conversaci?n. Pero con una caracter?stica: es un m?todo muy ?ntimo y muy personal que lleva a la comunicaci?n entre personas.

Se trata de un m?todo cortante, en el sentido que no permite largas disertaciones. A trav?s del di?logo recurre mucho a las preguntas y en ese preguntar lleva a su interlocutor a reconocer que no sabe nada de lo que se est? tratando, para luego moverlo a reflexionar por s? mismo, a que descubra pos su propio medio la respuesta aut?ntica.

Arist?teles considera a S?crates como el inventor del m?todo cient?fico de la inducci?n; es decir, el m?todo que va de las partes al todo... que parte de formulaciones particulares para llegar a afirmaciones y verdades generales.

Al m?todo socr?tico se le ha llamado "May?utica", por cuanto pretende hacer que no se sabe nada. Comprende dos partes: comienza por colocarse en la conciencia y afirmaci?n de ignorancia... es lo que se ha denominado "iron?a socr?tica". Termina con la "May?utica", t?rmino que designa el arte de ayudar a dar a luz a la verdad. En esto parece ser deudor del oficio de su madre.

Pagina: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20  Version Imprimible  Indice de Documentos
Visitantes
Actualmente Hay 1 Visitante(s)

Enlaces







@ Webmaster: Juan Luis Herrera García jluishg@ufm.edu
Página generada en 0.005 segundos>
Visitante No. 42489