Menu
·Inicio
·Documentos Interesantes
·Retórica de la Escuela Austriaca
·Filosofía de Hayek
·Filosofía de Mises
·Noticias


Resumen Camino de Servidumbre

Pagina: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18  Version Imprimible  Indice de Documentos

Cap?tulo XII
Las ra?ces sociales del nazismo


Es un error considerar al Nacional Socialismo simplemente como un movimiento irracional sin antecedentes ideol?gicos. Por el contrario, el Nacional Socialsmo culmina una larga evoluci?n del pensamiento, en el que no s?lo pensadores alemanes tomaron parte. Thomas Carlyle y Houston Chamberlain, Auguste Comte y George Sore forman tanta parte de este desarrollo como los mismos pensadores alemanes. No se puede, sin embargo, exagerar la importancia de estas ideas antes de 1914.
Hay que decir que el apoyo que recibieron estas ideas no se debi? simplemente al auge del nacionalismo en la Alemania derrotada. Mucho menos, en una supuesta reacci?n capitalista ante el avance del socialismo. Por el contrario, el apoyo que llev? estas ideas al poder vino, precisamente, de las filas socialistas. Durante la generaci?n anterior a la ?ltima guerra, no hubo realmente oposicion al elemento socialista dentro el marxismo sino a los elementos liberales de su doctrina, como su internacionalismo y su democratismo. Cuando se comprendi? que esos elementos eran obst?culos a la realizaci?n del socialismo, los socialistas de la izquierda se fueron aproximando cada vez m?as a los de la derecha. Fue la uni?n de las fuerzas anticapitalistas de la derecha y de la izquierda, la fusi?n del socialismo radical y del socialismo conservador (12) lo que barri? con todo lo que en Alemania hab?a deliberal.
La relaci?n entre socialismo y nacionalismo en Alemania fue estrecha desde el principio. Los principales antecesores del Nacional Socialismo -Fichte, Rodbertus y Lasalle- fueron al mismo tiempo los reconocidos padres del socialismo. Mientras el socialismo marxista dirigi? el movimiento obrero, los elementos nacionalistas y autoritarios permanecieron en segundo lugar. Pero estaban impl?citos en el movimiento. Habr?a que recordar que en 1892 uno de los principales l?deres del movimento obrero alem?n, August Bebel, le dijo a Bismarck que ?el Canciller Imperial puede estar seguro de que la Social Democracia alemana es una especie de escuela preparatorio para el militarismo?.
De 1914 en lo adelante comenzaron a surgir un maestro tras otro orientando a los trabajadores y a los j?venes idealistas hacia al Nacional Socialismo. Pero no surgieron de las filas de los conservadores y los reaccionarios sino de las filas socialstas. Fue s?lo posteriormente que el r?pido crecimiento de la marea nacionalista se transform? en la doctrina hitleriana. Quizas si e intelectual m?s representantivo de este per?odo sea Werner Sombart,cuyo famoso ?Mercaderes y H?roes?, apareci? publicado en 1915. Sombart hab?a sido un socialista marxista y todav?a en 1909 afirmaba con orgullo haber pasado la mayor parte de su vida luchando por las ideas de Marx. Hizo mucho por difundir el resentimiento anticapitalista en Alemania. Si el pensamiento alem?n se vio permeado de elementos mmarxistas estos se debe, en gran medida, a la labor de Sombart. Este era percibido como el principal representante de una intelectualidad socialista perseguida, incapaz, de alcanzar una c?tedra universitaria debido a sus ideas.
En ?Mercaderes y H?roes?, Sombart le daba la bienvenida a la ?guerra alemana? como un conlficto inevitable entre la civilizaci?n comercial de Inglaterra y la heroica cultura alemana. Su desprecio por los los puntos de vista ?comerciales? del pueblo ingl?s no ten?a l?mites. Las ideas de Libertad, Igualdad y Fraternidad de 1789, eran, seg?n Sombart, ideales comerciales cuyo ?nico objetivo era asegurar ciertas ventajas a ciertos individuos. Considerar la guerra como una actividad inhumana y sin sentido era un producto de puntos de vista comerciales. Para Sombart, la guerra era la culminaci?n de una visi?n heroica de la vida, y la guerra contra Inglaterra era la guerra contra el ideal comercial de la libertad y el comfort individuales.
Otro te?rico que tuvo gran importancia durante ese per?odo, fu Johann Plenge. Uno de sus libros m?s importantes durante la guerra se titulaba ?1789 y 1914? y estaba dedicado al conflicto entre ?las ideas de 1789,el ideal de la libertad, y ?las ideas de 1914?, el ideal de la organizaci?n. Para Plenge la organizaci?n era la esencia misma del socialismo. Exactamente lo mismo puede decirse de todos los socialistas que derivan su socialismo de una cruda aplicaci?n de los criterios cient?ficos a los problemas de la sociedad.
Seg?n Plenge la econom?a de guerra creada en Alemania en 1914 ?es la primera realizaci?n de una sociedad socialista... y su esp?ritu la primera aparici?n del esp?ritu socialista. Las necesidades de la guerra han establecido la idea socialista en la vida econ?mica de Alemania y, por consiguiente, la defensa de nuestra naci?n ha producido para la humanidad la idea de 1914, la idea de la organizaci?n alemana... El estado y la vida econ?mica forman una nueva unidad... El sentimiento de responsabilidad econ?mica que caracteriza al trabajo del empleado p?blico se extiende a toda la actividad privada?.
Al principio Plenge todav?a esperaba reconciliar el ideal de libertad con el ideal de organizaci?n, aunque fundamentalmente
mediante la completa pero voluntaria sumisi?n del individuo al colectivo, pero pronto esas trazas de liberalismo desaparecieron de sus escritos. Para 1918, ya hab?a establecido la necesidad de unir el socialismo con una cruda pol?tica de poder. ?EEs hora de recnocer?, dec?a, ?el hecho de que el socialismo ha de ser pol?tica de poder, si ha de ser pol?tica de organizaci?n?.
Y sigue Plenge: ?Desde el punto de vista del socialismo, que es organizaci?n, ?acaso no es el derecho absoluto a la
autodeterminaci?n de la gente el derecho a la anarqu?a econ?mica individualista? ?Estamos dispuestos a concederle completa autodeterminaci?n al individuo en la vida econ?mica? El socialismo consecuente s?lo puede darle a la gente los derechos que est?n acordes con la correlaci?n de fuerzas hist?ricamente determinadas?.
Los ideales de los que Plenge fue portavoz eran particularmente populares, y quiz?s inclusive se derivaban, de ciertos c?rculos de cient?ficos e ingenieros alemanes que clamaban por la organizaci?n central planificada de todos los aspectos de la vida - como lo hacen ahora en Inglaterra y Estados Unidos.
Las ideas de Plenge fueron desarrolladas y difundidas, aun m?s, por un parlamentario socialdem?crata, Paul Lensch, que dec?a en su libro Tres A?os de Revoluci?n Mundial:
?El resultado de la decisi?n de Bismarck de 1879 (la adopci?n del proteccionismo) fue que Alemania tom? el papel del revolucionario; es decir, de un estado cuya posici?n en relaci?n con el resto del mundo es la de representar un sistema econ?mico superior y m?s avanzado... nuestras concepciones de Liberalismo, Democracia y otras por el estilo, se derivan de las de las ideas del Individualismo Ingl?s, seg?n las que un estado liberal es un estado con un gobierno d?bil, y donde toda restriccion de la libertad del individuo es concebida como un producto de la autocracia y el militarismo?.
En Alemania, ?a la lucha por el sociaismo ha sido extraordinariamente simplificada puesto que todos sus prerrequisitos ya se han establecido?.
?Los conceptos pol?ticos de ?libertad? y ?derechos civiles?, de constitucionalismo y parlamentarismo se han derivado de la concepci?n individualista del mundo, de la que el Liberalismo Ingl?s en la encarnaci?n cl?sica... Pero estos est?ndares han sido destrozados por esta guerra. Lo que hay que hacer es desembarazarse de estas ideas pol?ticas heredadas y ayudar al crecimento de una nueva concepci?n del Estado y la Sociedad. Tambi?n en esta esfera el Socialismo tiene que representar una oposicion consciente y firme al individualismo?.
En su libro ?Prusianismo y Socialismo?, publicado en 1920, Oswald Spengler dec?a:
?El viejo esp?ritu prusiano y la convicci?n socialista, que hoy se odian con el odio de hermanos, son uno y lo mismo?. ?Los representantes de la Civiliaci?n Occidental en Alemania, los liberales alemanes, son ?el invisible ej?rcito ingl?s que, tras la batalla de Jena, Napole?n dej? detr?s en el suelo alem?n?.
?La estructura de la naci?n inglesa est? basada en la distinci?n entre ricos y pobres, la del prusiano est? basada entre mando y obediencia. Por consiguiente, el significado de las diferencias de clase es fundamentalmente diferente en los dos pa?ses?.
La ?idea prusiana? requer?a que todo el mundo fuera un funcionario del estado, que todos los sueldos y salarios fueran determinados por el estado. La administraci?n de toda propiedad, en particular, se convert?a en una funci?n asalariada.
Pero ?la cuesti?n decisiva no s?lo para Alemania sino para el mundo, y que tiene que ser resuelta por Alemania para el mundo es: En el futuro, ?gobernar? el comercio al estado, o gobernar? e estado al comercio?. Frente a esta cuesti?n, Prusianismo y Socialismo son lo mmismo... Prusianismo y Socialismo combaten a Inglaterra en nuestro medio...?
Fue as? que la guerra misma lleg? a definirse como una guerra entre Socialismo y Liberalismo como, entre otros, dijera Van den Bruck, un te?rico nazi. El verdadero archienemigo siempre fue el liberalismo. La lucha contra el liberalismo en todas sus formas, el liberalismo que hab?a derrotado a Alemania, era la idea com?n que un?a a socialistas y a conservadores en un solo frente. Al principio fue fundamentalmente en el Movimiento de la Juventud Alemana, que era casi completamente socialista en su inspiraci?n y puntos de vista, donde estas ideas fueron m?s r?pidamente aceptadas y donde se complet? la fusi?n entre el socialismo y el nacionalismo.

(12) Buscar la definici?n de ?socialismo conservador? al final del Manifiesto Comunista.


Pagina: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18  Version Imprimible  Indice de Documentos
Visitantes
Actualmente Hay 1 Visitante(s)

Enlaces







@ Webmaster: Juan Luis Herrera García jluishg@ufm.edu
Página generada en 0.005 segundos>
Visitante No. 42489